Guantes policiales “anticorte”.

Uno de los equipos de protección que suelen utilizar las unidades policiales, especialmente los patrulleros y unidades de seguridad ciudadana, son los denominados guantes policiales “anticorte”.

Estos guantes, por su diseño y materiales utilizados, ofrecen protección frente a cortes o heridas producidos por objetos afiliados, punzantes o abrasivos y se suelen utilizar durante los cacheos o registros, en intervenciones con personas agresivas o durante tumultos y peleas.

Se fabrican utilizando materiales como la fibra de vidrio, filamentos de plata o diferentes tipos de caucho y en su diseño se suelen combinar diferentes tejidos como  pueden ser el neopreno, el tejido Amara® o el Meyer-Tec®.

La protección que ofrecen estos guantes debe combinarse con un alto grado de movilidad de manera que su uso sea compatible con la utilización de los elementos de protección y defensa policial y de los equipos de comunicación, así como garantizar una correcta sensibilidad que permita realizar un cacheo con seguridad.

TIPOS DE GUANTES POLICIALES “ANTICORTE”.

Desde el punto de vista de la prevención de riesgos laborales, en el mercado nos podemos encontrar dos tipos de guantes policiales “anti-corte”:

– Los guantes “anticorte” catalogados como equipos de protección individual (EPI)

– Los guantes “anticorte” catalogados como equipos de protección policial (EPP).

En ambos casos son equipos de protección destinados a ser llevados por los policías para proteger las manos de determinados riesgos como pueden ser los cortes o las heridas producidas por el contacto con elementos cortantes o punzantes y la diferencia entre unos y otros estriba en la normativa de fabricación, selección, utilización y comercialización que deben cumplir unos y otros.

Los guantes “anticorte” catalogados como EPI (equipos de protección individual).

Este tipo de guantes están catalogados normalmente como EPI de categoría II y antes de su comercialización son sometidos a un examen CE de tipo realizado por un organismo notificado que va a comprobar si el guante cumple con lo establecido en las normas técnicas europeas armonizadas que le sean de aplicación y en caso positivo va emitir un Certificado de examen CE de tipo.

A partir de ahí el equipo podrá ser comercializado y para ello deberá cumplir con las prescripciones establecidas en el Reglamento 2016/425 del Parlamento Europeo y del Consejo de 9 de marzo de 2016 relativo a los equipos de protección individual y por el Real Decreto 1407/1992, de 20 de noviembre, por el que se regulan las condiciones de comercialización y libre circulación de los equipos de protección individual (todavía vigente).

Este tipo de guantes llevaran la marca CE de conformidad que indica que el producto cumple con la legislación aplicable.

La marca CE debe tener una dimensión vertical no inferior a 5 mm y debe estar en cada EPI de manera visible, legible e indeleble durante su vida útil, aunque si no fuera posible marcar el EPI, el marcado CE se colocará en el embalaje.

Además del marcado, el suministro de estos guantes se debe realizar con un folleto informativo en el que conste como mínimo los niveles de protección y las instrucciones de uso y mantenimiento.

El uso de guantes “anticorte” catalogados como EPI suponen una garantía para el usuario porque nos encontramos ante un producto cuya fabricación, comercialización y venta esta regulada y cuyas prestaciones están especificadas en normas europeas armonizadas y certificadas por organismos notificados.

Los guantes “anticorte” catalogados como EPP (equipos de protección policial).

Este tipo de guantes “anticorte” han sido diseñados específicamente para un uso policial y su comercialización y venta no están regulados ni por el Reglamento Europeo ni por el Real Decreto 1407/1992.

Sus prestaciones de seguridad (resistencia al corte, rasgado, abrasión y perforación) son las especificadas y declaradas por el fabricante y no es necesario que un organismo independiente verifique esas prestaciones.

Tampoco es necesario que se cumplan las especificaciones establecidas en las normas europeas normalizadas, pero el fabricante puede optar por cumplirlas, aunque no podrá llevar la marca CE de conformidad.

El uso de este tipo de productos es igual de seguro siempre el proveedor nos informe de las prestaciones de seguridad que ofrece el guante y que dichas prestaciones estén certificadas por el fabricante, siendo aconsejable que vayan avaladas por algún organismo de acreditación que garantice que ese producto cumple con lo declarado por el fabricante.

Fuera de estos casos no es recomendable adquirir ningún guante policial “anti – corte”, porque no contamos con ninguna garantía en cuanto a los niveles de seguridad que nos ofrecen y siendo siempre aconsejable recurrir a fabricantes y proveedores de confianza.

LAS NORMAS EN 420 Y EN 388.

Para entender de que y como nos protegen los guantes policiales “anticorte” vamos a centrarnos en los que están catalogados como EPIS.

Este tipo de guantes son considerados equipos de protección individual de categoría II

Categoría I: Corresponde a los equipos destinados a proteger contra riesgos mínimos cuyos efectos, cuando sean graduales, puedan ser percibidos a tiempo y sin peligro para el usuario (guantes de jardinería, dedales, ropa de temporada, calzado ligero, casco ligeros, gafas de sol…).

Categoría II: Son todos aquellos que no se encuentran incluidos en las listas exhaustivas correspondientes a las categorías I y III.

Categoría III: Son los equipos destinados a proteger contra riesgos de consecuencias graves, mortales o irreversibles sin que el usuario pueda descubrir a tiempo su efecto inmediato (equipos de protección respiratoria filtrantes o aislantes, equipos de protección química o contra radiaciones ionizantes, equipos de intervención en incendios, equipos de protección frente al riesgo eléctrico…).

Tienen que llevar la marca CE de conformidad, ser suministrados con folleto informativo y lo más normal es que estén certificados como mínimo conforme a las normas UNE-EN 420 y UNE-EN 388.

La norma UNE-EN 420:2004 – Guantes de Protección. Requisitos generales y métodos de ensayo establece los requisitos generales y los procedimientos de ensayo que se deben seguir en la construcción y diseño de los guantes de protección, la resistencia de los materiales del guante a la penetración del agua, inocuidad, comodidad y eficacia, marcado e información que el fabricante debe suministrar.

La norma UNE-EN 388:2016 – Guantes de protección contra riesgos mecánicos, por su parte, establece los requisitos generales que deben reunir los guantes de protección contra los riesgos mecánicos ocasionados por la abrasión, el corte por cuchilla, el rasgado, la perforación, e impacto (opcional).

Los guantes certificados de acuerdo con esta norma, además de la marca CE de conformidad, deben llevar el siguiente pictograma acompañado de un código alfanumérico:

A C R P O I

“A” – Nivel de resistencia a la abrasión. Representado por un número del 1 al 4.

“C” – Nivel de resistencia al corte por cuchilla, se representa por un número del 1 al 5.

“R” – Nivel de resistencia frente al rasgado, es un número que va del 1 al 4.

“P” – Nivel de resistencia a la perforación. Representado por un número del 1 a 4.

“O” – Nivel de resistencia al corte por objetos afilados. Existen seis niveles de resistencia que se identifican con las letras A, B, C, D, E y F.

“I” – Resistencia al impacto. Es un requisito opcional. Si el guante presenta resistencia al impacto ira marcado con la letra “P” junto al resto de códigos.

“X” – La letra “X” en alguna de las posiciones significa que el guante no se ha sometido al ensayo del riesgo correspondiente y en consecuencia no se sabe el grado de protección contra ese riesgo concreto.

RESISTENCIA A LA ABRASIÓN.

Se refiere a la resistencia del guante a la abrasión cuando se manipulan o se entra en contacto con superficies rugosas y abrasivas como podría ser el asfalto o el hormigón. Las pruebas se realizan utilizando una máquina que pasa por el guante un papel abrasivo de vidrio de forma repetitiva, a una determinada velocidad y presión.

La resistencia se mide por el número de ciclos necesarios para que se perfore la muestra. En el nivel 1 son necesarios 100 ciclos para perforar la muestra, en el nivel 2 son necesarios 500 ciclos, en el 3 se necesitan 2.000 ciclos y para llegar al 4 (máximo nivel de protección) se necesitan 8.000 ciclos.

RESISTENCIA AL CORTE POR CUCHILLA.

Se refiere a la resistencia del guante frente al corte por elementos y filos metálicos propios de trabajos de construcción, forja, carpintería metálica o chapa. No se refiere a la protección frente a cuchillos.

En este caso el guante es sometido a una cuchilla circular rotativa que tiene un movimiento determinado a una velocidad de unos 10 cm/s y bajo una carga determinada.

En función del número de ciclos necesarios para romper la muestra se establece un índice de protección que determina cinco niveles de protección numerados del 1 al 5, siendo el nivel más alto de protección el nivel 5.

RESISTENCIA AL RASGADO.

Hace referencia a la fuerza para producir un desgarro en una muestra del guante a la que previamente se ha producido una incisión a lo largo de la mitad de su longitud.

Para el ensayo se utilizan máquinas de tracción y se establecen cuatro niveles de protección, del 1 al 4, en función de la fuerza necesaria para producir el rasgado.

Para alcanzar un nivel de protección 1 basta con aplicar una fuerza de 10 newtons, mientras que para alcanzar el máximo nivel es necesario aplicar una fuerza de 75 newtons.

RESISTENCIA A LA PERFORACIÓN.

Se refiere a la resistencia que presenta el guante a ser perforado o penetrado por objetos punzantes metálicos.

Las pruebas se realizan utilizando punzón de acero con un cuerpo de 4,5 +/- 0,5 mm de diámetro y una punta de 1 +/- 0,02 mm de diámetro. Este punzón se desplaza en sentido descendente hasta la muestra del guante a una velocidad de 100 mm/minuto y se mide la fuerza necesaria para perforar el guante o desplazarlo 50 mm.

En función del nivel de fuerza que sea necesario aplicar se establecen cuatro niveles de protección, numerados del 1 al 4.

El nivel 1 de protección se alcanza con es necesario aplicar una fuerza de 20 newtons, mientras que para alcanzar el nivel 4 es necesario aplicar una fuerza sobre el punzón de 150 newtons.

Es muy importante tener en cuenta que estas pruebas o ensayos no evalúan la resistencia del guante frente a pinchazos con puntas finas o agujas y por lo tanto, estos niveles de protección no sirven para determinar la protección frente a ataques con agujas o puntas finas.

RESISTENCIA AL CORTE POR OBJETOS AFILADOS.

Hace referencia a la resistencia del guante al corte por cuchillos o objetos metálicos afilados.

Para medir esta resistencia se realizan las pruebas establecidas en la norma ISO 13997:1999 y se utiliza una cuchilla plana que con determinados pesos incide sobre el guante midiendo la fuerza necesaria para producir el corte.

Se establece seis niveles de protección que se identifican con las letras A, B, C, D, E y F, siendo el nivel de protección más alto el “F” que requiere aplicar una fuerza de 30 newtons para que se produzca el corte.

RESISTENCIA AL IMPACTO.

Si los guantes aparecen marcados con la letra “P” significa que, al menos, alcanzan un nivel de protección 1 frente a los impactos según lo establecido en la norma EN 13594:2015.

EJEMPLO.
4 X 4 4 F

Un guante marcado de esta forma indica que el guante cumple con las prescripciones de las normas UNE – EN 420 y UNE – EN 388:2016 y que ofrece un nivel 4 de protección frente a la abrasión, un nivel 4 de protección frente al rasgado, un nivel 4 de protección frente a la perforación y un nivel F frente al corte por objetos afiliados.

Espero haber arrojado algo de luz sobre la protección que nos ofrecen los guantes policiales “anticorte” y haber facilitado unos conceptos básicos que puedan sernos útiles a la hora de elegirlos.

Para cualquier duda o sugerencia se puede contactar con el autor a través del formulario de contacto o del correo prevenpol73@gmail.com.

Manuel D.

One Reply to “Guantes policiales “anticorte”.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s